Quedan reservados todos los derechos bajo la ley de Propiedad Intelectual Nro. 11.723. Queda totalmente prohibida su reproducción, duplicación y/o difusión total o parcial sin previa autorización de la autora.

martes, 25 de septiembre de 2007

8

Ahora,
las baldosas se me plantan
de repente
a un centímetro
del hombligo de la
gente.
Las hormigas,
insolentes,
me escupen en la cara
y las lombrices,
serpientes
parecen.
Las sonrisas por la calle
son más grandes
y deformadas,
como mayores son las lágrimas
desparramadas.
También son
algunas verdades
más evidentes.
La hipocresía cobra
tamaños
insospechados,
el humo del tabaco
abruma las aceras
envueltas
como en mil fuegos,
y penetra en el hombre como
en un receptáculo de
angustia,
se cuela por sus tejidos,
absorve su alma
toda.
Buenos Aires, gris
tu melancolía
se lo comió todo.
Devora a los desangelados
rostros
que te recorren.
Veo todo deformado,
mala pasada
que me juega la mente.
Todo no es todo como lo veo,
a través de esta lente.
Me parece más absurdo,
deshumano,
indiferente.
El mundo está cada día más triste...
¿Es que no lo nota la gente?

4 comentarios:

Alejandra Dening dijo...

Creo que si no lo nota, es porque la tristeza de sus párpados le hace creer que eso es lo único que existe...

Muy profundo...

Besos!

Crispín dijo...

Yo creo que si alguno no lo notaba y lee esto, va a fundirse con el cemento agonizante que pisamos y transpiramos.

valeria dijo...

te felicito.
hay un diálogo, quizás con la poesía en la que me dejaste el comment.eso me alegra.
brindo, por la conciencia.
un saludo!!!!!!

Cris Cam dijo...

Si pongo precioso de una, puedo quedar medio naif...

Me gusta como armás las metáforas, para escupir la realidad social que nos agobia.

Estaba tratando de leer un poco de poesía antes de que el segundo cuat me (nos) vuelva a engullir y, para no andar a la deriva, empiezo por mis amigos que son, en mi gusto, número puesto.
Bueno, acabo de decidir agregarte a mis vínculos.